Gobierno de España. Ministerio de Hacienda Y Función Pública Secretaría General de Presupuestos y Gastos
Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
Unión Europea
  • Inicio
  • > Mecanismo Conectar Europa (MCE)

Mecanismo Conectar Europa (MCE)

El Mecanismo Conectar Europa (MCE) es un instrumento de financiación clave de la UE para promover el crecimiento, el empleo y la competitividad a través de inversiones en infraestructuras específicas a nivel europeo. Apoya el desarrollo de redes transeuropeas de alto rendimiento, sostenibles e interconectadas en los campos del transporte, la energía y los servicios digitales.

El MCE beneficia a las personas de todos los Estados miembros, ya que hace que los viajes sean más fáciles y sostenibles, mejora la seguridad energética de Europa al tiempo que fomenta el uso de energías renovables y facilita la interacción transfronteriza entre las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos.

Además de las subvenciones, el CEF ofrece apoyo financiero a proyectos a través de instrumentos financieros innovadores como garantías y bonos de proyectos. Estos instrumentos actúan como catalizadores para atraer más fondos del sector privado y otros actores del sector público.

Desde enero de 2014, la Agencia Ejecutiva de Innovación y Redes (INEA) es la puerta de entrada a la financiación del CEF. INEA ejecuta la mayor parte del presupuesto del programa CEF, en total 28.700 millones de euros de los 30.400 millones de euros (23.700 millones de euros para el transporte, 4.600 millones de euros para la energía y 500 millones de euros para las telecomunicaciones). Desde el 15 de febrero de 2021, la Agencia Ejecutiva Europea de Clima, Medio Ambiente e Infraestructura (CINEA) es la sucesora de la Agencia Ejecutiva de Innovación y Redes (INEA).

El CEF se divide en tres sectores:

  1. CEF Energy 
  2. CEF Telecom 
  3. Transporte CEF

Una de las prioridades clave de CEF es habilitar y fortalecer las sinergias entre los tres sectores. Las acciones en todos los sectores pueden permitir la optimización de costes o resultados mediante la puesta en común de recursos financieros, técnicos o humanos, mejorando así la eficacia de la financiación de la UE.